fbpx

Tener una pequeña empresa no significa tener que renunciar a utilizar el marketing online para potenciar tu marca. El concepto marketing online es tan amplio como complejo, pero no tenemos que ser marketers expertos para aprovechar todas las ventajas que nos ofrece internet para mejorar nuestro negocio.

Si algo tiene la era de la digitalización es que ha democratizado muchas cosas que 20 años atrás eran infinitamente más caras.

Hoy en día con relativa facilidad cualquiera puede grabar un vídeo, editarlo, colgarlo en la página de producto de su e-commerce y hacer promoción por redes sociales y lo único que necesita es un smartphone y conexión a internet. Y tiempo, claro.

Suena fácil, pero si tienes una empresa pequeña seguramente no te sobra el dinero para pagar costosas agencias de marketing, pero tampoco tienes tiempo para sacarle todo el jugo a los canales online. ¡Qué dilema!

Entonces, ¿Cómo puedo aprovechar el marketing online para mejorar los resultados de mi empresa?

Vamos a ordenar algunas ideas clave, sólo para ver que es menos abrumador de lo que puede parecer.

1. ¿Qué camino va a seguir un cliente potencial en el canal online?

Funnel o embudo de conversión, ese concepto que tanto gusta a los marketers, es más simple de lo que suena, y muy eficaz. Se trata de trazar el camino que crees que va a seguir el usuario hasta que nos compre y analizar en qué punto entra el marketing online en juego. Por ejemplo: ¿El cliente nos conoce online? Si es el caso, ¿en qué canales podemos impactarle? (redes sociales, email, Google, Prensa digital…) Cuando nos ha conocido, ¿qué hace? (va a nuestra web a mirar qué hacemos, nos llama, compara precios…), si le gusta lo que hacemos, ¿cómo nos compra? (nos llama, compra online, manda una solicitud por correo…).

2.  ¿En qué canales vamos a conectar con nuestro cliente?

No se trata de abrir perfiles en redes sociales a discreción. Piensa en qué canal están tus clientes y adapta tu estrategia para llegar a ellos mediante las herramientas que tienes. 

3. ¿Tienes el control de tus canales propios?

Si no dominas algunos canales online, no tendrás el control sobre los beneficios que te aportan. Prioriza y controla lo que sea esencial. No podrás tener un negocio online si tú o alguien que tú controles tiene el dominio de la interfaz. Si por cada coma que quieras cambiar en tu página hay un programador web que te cobra 50€ estáis vendidos. O externalizas el servicio o consigues una web fácilmente gestionable, pero necesitas tenerlo bajo control.

4. Analiza los resultados

Todos los canales online se pueden analizar desde muchos puntos de vista. Necesitas ver y comparar datos clave: alcance, interacciones, ventas…Sólo apuntando los datos y comparándolos podrás potenciar los que funcionan y corregir los que no. No bases las decisiones únicamente en la intuición, porque a veces puede ser engañosa.

Marketing online lowcost para pequeñas empresas

Si todo lo anterior te sigue pareciendo abrumador, no te preocupes, porque con menos inversión de la que crees podrás conseguir resultados espectaculares.

Abrir chat